Empresa

empresa

Servicio de comercialización y distribución de suministros industriales

Desde su creación en 1.983, Rodamientos Castalia Sum. Ind. apuesta por una estrategia de mejora en la calidad de sus servicios.

Adaptándose a las necesidades de calidad y productividad exigidas por un mercado cada vez más competitivo, dispone de un Sistema de Gestión en conformidad con los requisitos de la Norma Internacional UNE-EN-ISO 9001:2015.

Nuestro objetivo es la plena satisfacción del cliente

La Dirección de Rodamientos Castalia, manifiesta expresamente su compromiso fundamental de potenciar la calidad en el servicio ofrecido al cliente, basándose en los siguientes puntos que conforman la política de gestión:

  • Se cumplirán tanto con los requisitos de nuestro cliente, como los nuestros propios y los requisitos reglamentarios vigentes.
  • La calidad es susceptible de una mejora continua, así pues, los fallos deben utilizarse para aprender y eliminar las fuentes o causas que los han generado.
  • La calidad exige la colaboración y participación de todos los niveles de la empresa, y para ello la información y comunicación son indispensables.
  • La Dirección se compromete a cumplir con los requisitos establecidos para nuestro servicio y a mejorar continuamente la eficacia del sistema de gestión.

mostrador

Principios del servicio al cliente

Existen diversos principios que se deben seguir al llevar a cabo el servicio al cliente, estos pueden facilitar la visión que se tiene acerca del aspecto más importante del servicio, el cliente.

  • Hacer de la calidad un hábito y un marco de referencia.
  • Sistemas, no sonrisas. Decir “por favor”, “corazón” y “gracias” no le garantiza que el trabajo resulte bien a la primera. En cambio los sistemas sí le garantizan eso.
  • Dar libertad de acción a todos los empleados que tengan trato con los clientes, es decir, autoridad para atender sus quejas.
  • Los clientes siempre esperan el cumplimiento de su palabra. Prometer menos, dar más.
  • Mostrar respeto por las personas y ser atentos con ellas.
  • Alentar a los clientes a que digan todo aquello que no les guste, así como manifiesten lo que sí les agrada.
  • No dejar esperando al cliente por su servicio, por que todo lo demás pasará desapercibido por él, ya que estará molesto e indispuesto a cualquier sugerencia o aclaración, sin importar lo relevante que ésta sea.

¿Tienes preguntas que hacernos? Te las respondemos. Queremos trabajar contigo.